Seguridad informática en Internet

Estamos seguros de que no estamos seguros

El martes 5 de febrero, es el día internacional de Internet segura. Estos últimos días no han sido especialmente tranquilos en cuanto a la seguridad en Internet. Hemos sido testigos de varios ataques masivos y se han detectado muchísimas vulnerabilidades.

Hagamos un resumen rápido de los más recientes:

  • Filtración de 773 millones de cuentas de correo: Concretamente estamos hablando de cuentas de correo y de sus respectivas contraseñas. Una de las mayores filtraciones de la historia… Como diría Pedro Piqueras: ¡tremebundo!
    Podéis comprobar si vuestra cuenta de correo ha sido afectada en este LINK.
  • Fallo de seguridad en routers domésticos: El más reciente ha sido la detección de una amenaza en los routers Livebox de Orange. Sin demasiadas dificultades, podían conectarse mediante la red WIFI y obtener información privada.
  • Vulnerabilidad en FaceTime: Este fallo permitía poder acceder al micro y a la cámara en los dispositivos de terceros. Este fallo de seguridad se producía en las llamadas grupales.

Buen comienzo de año 2019, la lotería de la ciberseguridad ha repartido premios a muchos usuarios.
Protégete bien, no vaya ha ser que te caiga una buena pedrea de ataques.

Sentido común para todo

Replica exagerada de correo malicioso. Si pulsas el enlace automáticamente quedas expuesto.

¡La seguridad informática total no existe!

Lo tenemos que tener muy claro. Hablando estas semanas con compañeros del sector, hemos llegado a varias conclusiones al respecto. Una de las premisas más importantes es tener sentido común. Con esto queremos decir que si os llega por ejemplo un correo:

bancodeturno@gmail.com

Con este ejemplo debemos incidir en la importancia de leer bien de donde proceden los correos. Si incorporan enlaces externos, estar seguros a donde nos dirigimos.

Hay cientos de ejemplos tontos como estos, que si están medianamente bien pensados seguro que picamos. En el consumo digital las personas vamos en modo automático.

¿Verdad que pulsamos siguiente, siguiente en los términos y condiciones de cualquier programa?

En la seguridad en Internet es lo mismo, caemos en la trampa de: ¡No nos pasará nada! Si usamos el sentido común podemos estar un poquitín más seguros en Internet.

Recomendaciones básicas, rápidas y fáciles

En Internet existen 3 perfiles de Usuarios:

  1. El Usuario que aún no ha sufrido ningún ciberataque.
  2. Usuario que ha sido atacado una o varias ocasiones.
  3. El internauta que ha sido atacado, pero no lo sabe.

El tercer ejemplo es bastante peliagudo y seguramente te dará que pensar. Así que vamos con unos consejos útiles para reforzar tu seguridad:

  • Actualizar tu sistema operativo (Windows, Mac, Linux, Android). Siendo lo más importante mantener actualizados los programas y aplicaciones.
  • Ponérselo difícil al atacante, añadir contraseñas difíciles. Si esto te resulta complicado, existen varias alternativas. Generador de contraseñas seguras. Generas la contraseña con los parámetros que elijas y luego la guardas. Para poner esta contraseña recomendamos copiar la contraseña generada y alguna palabra que te acuerdes.
Ejemplo: 
44xiM8a + bocadillo = 44xiM8abocadillo

De esta manera lo único que tendrás que hacer es recordar una palabra. Guardas la contraseña sin la palabra mágica, cada vez que te pida la contraseña solo tienes que copiar y pegar y luego añadir la palabra que solo tu sabes.

  • Utilizar algo más que la contraseña. El lector de huellas o el reconocimiento facial son buenos aliados. Según Google hay diferentes opciones para asegurar tu cuenta. Uno de ellos es tener doble factor de autenticación. Yo también en su día dije que no me faltaran al respeto con esta palabrota. Es muy sencillo, se trata de utilizar una comprobación.Cuando realizas un pago por internet para que el banco acepte tienes que poner un código que te llega al móvil. Se trata de utilizar esta misma estrategia cada vez que inicies sesión. 

Lo que siempre decimos y no hacemos

Aun sabiendo que la seguridad total es un bulo, tenemos que usar el sentido común. Lo que siempre decimos y no hacemos. No navegar por ciertas páginas, no descargar archivos de dudosa legalidad, dejar la actualización para un mañana que nunca llega. Todo esto ya lo sabía… Nos lo decimos a nosotros mismos a sabiendas que algo de esto estamos haciendo mal.

Es importante contar con servicios de seguridad informática, que ayudan a prevenir antes que curar. En estos casos curar puede salir muy caro.

Si compartes

Facebook
Twitter
LinkedIn